Francesc Casanovas es el responsable de Seguridad, Medio Ambiente y Calidad de Ence en Huelva, así como el coordinador del Servicio de Prevención Mancomunado del Grupo Ence. Es consciente de la importancia de renovarse en el ámbito de la seguridad del sector industrial y apuesta por la formación e instrucción para hacerse más fuertes.

  • ¿Cuántas personas están bajo el paragüas de Ence?

Tenemos cuatro centros industriales, uno en Pontevedra (Galicia), el otro en Navia (Asturias), Huelva y Mérida, como planta de caldera de biomasa. En total, el grupo tiene 900 trabajadores con sus empresas contratistas, que generan casi otro millar más de empleos.

Los centros de Ence producen energía y celulosa. Mientras Navia y Pontevedra hacen celulosa y energía, ya que usan el vapor y las calderas de recuperación para generar energía, el resto hace energía a través de la biomasa. 

  • ¿Cómo gestionan la prevención en todos sus centros?

Tenemos un Servicio de Prevención Mancomunado, que tiene un jefe de seguridad en cada planta, con un equipo técnico. En 2014 se establece la necesidad de lanzar un Plan de Mejora de la Seguridad en el que se incorpora HSO.

  • ¿Cómo ha evolucionado la seguridad en Ence?

Esta empresa apuesta por la seguridad de una manera clara, firme y decidida. Es pilar fundamental junto a otros como sostenibilidad, el compromiso con los resultados, el medio ambiente… La seguridad es lo primero, no se puede acometer un trabajo si no es seguro.

En estos últimos años hemos ido observando cómo se reducía progresivamente la siniestralidad gracias a haber ido incorporando técnicas como la observación preventiva, para corregir comportamientos inseguros y potenciar aquellos que son seguros; realizar inspecciones de las instalaciones para que el personal sea partícipe y capaz de identificar una corrección e incorporar una mejora. Hacemos seguimientos de los indicadores de seguridad para que podamos ver si se está haciendo bien o tenemos que corregir algo sobre la marcha.

Además, nos comprometimos con la formación de los trabajadores, para lo que hemos desarrollado un plan de competencias en el que indicamos qué formación debe tener un trabajador para ocupar un puesto, asegurándonos de que se ejecute.

Esto se ha hecho en todos los ámbitos, la rama forestal, la celulosa y energética. La seguridad es un aspecto transversal, en todos los niveles de la organización, apoyada en un proyecto de gestión de la calidad total, que nos ha permitido utilizar herramientas para resolver problemas repetitivos.

  • ¿Cómo hacen partícipe al trabajador?

Hemos ido trabajando conjuntamente con los comités de seguridad y salud de cada centro, dando a conocer los avances e incluso acordándolos conjuntamente con el trabajador, para que tome un papel activo.

El trabajador conoce las observaciones preventivas, la línea de mando realiza inspecciones de las instalaciones, lo que redunda en que los operadores conocen que se han hecho mejoras, las conocen y validan.

  • ¿Qué ofrece HSO a Ence?

Ofrece inicialmente su experiencia en la organización de las paradas industriales, aportando su conocimiento y supervisando los trabajos, sirviendo de apoyo y tutorización de la línea de mando en materia de seguridad, identificando posibles mejoras y llevándolas a cabo junto con el equipo de Seguridad y Salud de Ence.

La colaboración se estableció para que en cada centro hubiera dos técnicos de HSO. Establecimos la identificación de los trabajos de especial riesgo en los que se estableció la obligatoriedad de que hubiera un recurso preventivo supervisándolo, tanto para el contratista ejecutante como para nosotros.

De esta forma, elaboramos un documento de evaluación de riesgos específico, una relación del paso a paso de la ejecución del trabajo, un acta de coordinación en la que establecemos qué hacemos, cómo, qué se puede o no hacer y cuál es la mejor manera y segura de trabajar, etc.

  • ¿Qué ha aportado este servicio outsourcing de HSO a la empresa?

Un mayor alcance. Sin HSO no hubiéramos podido llegar a un seguimiento tan específico y concreto. Diariamente se supervisan los trabajos, la actividad que estamos haciendo, se corrige en el campo los déficits que pudiéramos tener, algo muy importante. Es un trabajo del día a día con el que obtenemos más eficacia en el sistema.

Pin It on Pinterest