Health and Safety Outsourcing (HSO) apuesta por la sostenibilidad y cuidado de su entorno con la adquisición de envases biodegradables y libres de plástico.

Se trata de útiles de uso habitual en la oficina, por parte de nuestros trabajadores y personas que nos visitan, tales como vasos, platos, cubiertos y servilletas. Son 100 % biodegradables y compostables, por lo que pueden ser desechados en el contenedor de restos orgánico con el resto de residuos alimentarios y acaba convirtiéndose en compost. “Todos los gestos suman para aportar sostenibilidad y respeto al entorno medioambiental que nos rodea y en HSO estamos dando pasos en ese sentido”, ha explicado el director gerente de la empresa onubense, Antonio Pérez.

En el caso de la vajilla, está fabricada por una fibra procedente de la caña de azúcar, lo que hace que sea un material 100 % biodegradable y compostable. Además, es resistente al calor hasta los 85ºC, al aceite y a las salsas, lo que la convierte en apta para el microondas y puede ser desechada junto con los residuos orgánicos para su compostaje. Las servilletas, por ejemplo, están fabricadas con fibra de celulosa 100 % reciclada, sin blanquear.

Según la ONU, 13 millones de toneladas de plástico se filtran al océano cada año. El 80 % de esa basura proviene de la tierra y el 20 % restante, de fuentes marinas, como los barcos pesqueros. “Por eso hemos decidido poner nuestro granito de arena para ser solución y no problema”, explica Antonio Pérez, que ha destacado que “poco a poco iremos sumando otras acciones, pero lo principal es la concienciación de nuestro personal y del que nos visita, que ha dicho con nosotros adiós al plástico”.